Jose Luis Ortiz.
Página divulgativa.  


  Instituto de Astrofísica de Andalucía               Tel: 34 (958)121311
  Apdo. 3004, 18080 Granada, España            Fax: 34 (958)814530


Júpiter visto en la longitud de onda de 8920 Angstroms, en Febrero de 1992, desde el telescopio 1.5m de Calar Alto. La barra de escala representa la reflectividad según los tonos. Las zonas más brillantes corresponden a una reflectividad absoluta de alrededor de 0.14 (en otras palabras, Júpiter devueve hacia el observador como máximo un 14% de la luz que recibe de sol en esta longitud de onda. Aquí se reproduce una imagen con baja calidad, tan solo con propósitos ilustrativos en esta web. Para el uso de estas imágenes se requiere consentimiento del IAA.
-Para obtener este tipo de imágenes, se utilizaron dispositivos de carga acoplada (o también llamados dispositivos CCD) que son mucho más sensibles que el ojo humano y que la mejor de las películas fotográficas. Estos dispositivos ya son comunes en muchas cámaras fotográficas digitales, si bien la mayoría de ellas van equipadas con otro tipo de sensores, denominados CMOS, que hoy por hoy siguen siendo menos sensibles que los CCD, pero en el futuro puede que no sea así. Los sensores CCD los venimos usando en la Astronomía profesional desde finales de los años 80 (poco después de su uso militar), y han de ser refrigerados a la temperatura del nitrógeno líquido (unos -133 grados) con objeto de que funcionen adecuadamente para fines astronómicos.

-Además de CCD, se requiere el uso de filtros interferenciales de calidad de imagen, para que se puedan seleccionar las longitudes de onda que nos interesan. Por ejemplo, la longitud de onda de 8920 Angstroms corresponde a una región del espectro infrarrojo cercano, donde el gas CH4 (metano) absorbe casi toda la luz que le llega. Los filtros interferenciales usados tienen una anchura a media altura de unos 50 Angstroms, lo que significa que sólo dejan pasar la luz que está comprendida entre 8895 y 8945 Angstroms.

-Además de todos estos aparatos, se necesita un buen telescopio situado en un lugar donde la turbulencia atmosférica no afecte negativamente a la captación de imágenes. Normalmente estos lugares se encuentran en la alta montaña, y lógicamente han de tener un buen número de noches despejadas de nubes. Esos criterios se cumplen bastante bien en el observatorio de Calar Alto, Almería, desde donde han sido tomadas estas imágenes.

-Estas imágenes se toman dentro y fuera de las bandas del metano

-Estas imágenes han de ser cuidadosamente calibradas en un proceso complejo.
Saturno visto en Julio de 1991 en tres longitudes de onda distintas, a saber:

Como se observa en la imagen central, la presencia de metano en la atmósfera de Saturno hace que el planeta en sí no se vea, pues el gas metano absorbe prácticamente toda la luz que le llega en esta longitud de onda, mientras que los anillos (que no contienen metano) brillan normalmente.

Estas imágenes fueron tomadas en 1991, desde el telescopio 1.5m de Calar Alto. Son imágenes mostradas aquí son versiones con propósitos meramente ilustrativos y son versiones de escaso detalle (baja resolución). Para el uso de estas imágenes se requiere consentimiento del IAA.
Vuelta a la página principal de Jose Luis Ortiz
ortiz@iaa.es
Ejemplos de imágenes de Júpiter y Saturno en longitudes de onda de interés
8920 A
9480 A
7500 A
8920 A